Home / Artículos / Elegir una puerta automática de garaje







Cuando llega el momento de elegir una puerta automática de garaje debemos ser cuidadosos y tener en cuenta diferentes aspectos. De forma general tenemos que encontrar un compromiso entre la funcionalidad, el ahorro y lo estético, ya que tanto el tipo de puerta (puerta basculante, seccional, corredera…) así como el color, el diseño, la inclusión de ventanas, y el material utilizado (madera, metales, fibras…) pueden mejorar o empeorar la apariencia externa de una casa.

 

Actualmente, en el mercado podemos encontrar diferentes materiales y modelos de puertas automáticas de garaje. Para elegir correctamente una puerta de garaje debemos tener en cuenta:

 

1) El espacio donde se coloca la puerta. De forma general, podemos decir que las puertas basculantes de una o dos hojas ahorran espacio y ganan en funcionalidad; las puertas correderas pueden salvar algún tipo de barrera en la arquitectura del lugar; las puertas batientes son fáciles de instalar y son ideales para aislar diferentes espacios; las puertas seccionales aprovechan muy bien el espacio y permiten un cierre perfecto además de aislamiento térmico y acústico.

 

2) El motor de la puerta automática de garaje. Un motor con arranque y parada suave reduce el desgaste de los mecanismo, disminuye los ruidos y ahorra energía.

 


 

3) Una puerta automática de garajes es un gasto más del hogar. Por esto hay que considerar el consumo eléctrico, el mantenimiento, posibles fallos, el desgaste lento de los mecanismos, la lubricación de los rieles… Considera cuánto mantenimiento deseas realizar sobre la puerta. Las puertas de garaje de madera son más guapa pero requieren más mantenimiento (lijado, barniz… cada 3-4 años). Las puertas de garajes de metal, fibra de vidrio y acero se mostrarán imperfecciones si las golpeas (por ejemplo con una pelota, un objeto…) pero no necesitarán mucho mantenimiento; con un cepillo y una manguera de jardín podemos lavarla y darle un buen aspecto todas las veces que lo deseamos. En general, todas las puertas automáticas de garaje requieren un mantenimiento regular.

 

4) Los elementos de seguridad para evitar accidentes. Según la normativa vigente (de cumplimento obligatorio) la puerta automática de garaje debe tener un dispositivo de seguridad capaz de invertir la dirección (imaginemos que la puerta golpea con algún objeto).

 

5) ¿Quieres ventanas en tu puerta de garaje?  Si quieres ventanas puedes elegir entre curvas, cuadradas, rectangulares y en arco. Una puerta de garaje con ventanas es menos económica que una puerta llana.

 

6) La certificación y la calificación de los técnicos que realizan la instalación y el mantenimiento de una puerta automática de garaje. Se deben cumplir las normativas de Marcado CE. Existe una Federación de Instaladores, mantenedores de puertas y automatismos (FIMPA).